Tipos de focos para fotografía

tipos de focos

Disponer de una buena iluminación en un estudio de fotografía es primordial para poder realizar un buen trabajo y explorar distintas técnicas fotográficas. Es por esto que, en el post de hoy, te contamos qué tipos de focos puedes utilizar para equipar tu estudio fotográfico.

Tipos de focos de iluminación

Incandescentes

La luz incandescente es aquella que se consigue mediante el calentamiento de los filamentos en el interior de un foco. Los focos incandescentes permiten obtener una iluminación en tonalidades cálidas o amarillentas. El principal inconveniente de este tipo de foco es que consume mucha más energía eléctrica que el resto de focos de iluminación más modernos.

Halógenos

Los focos halógenos tienen una duración mucho mayor que las luces incandescentes y proyectan una iluminación continua e intensa. Se trata de un equilibrio químico entre un filamento de tungsteno y una reducida cantidad de halógeno en un recipiente con un gas inerte que desprende calor y luz. Su consumo energético es ligeramente reducido a una luz incandescente, pero destaca por su durabilidad.

Fluorescentes

Las luces fluorescentes son la mejor alternativa a los focos incandescentes, dado que su consumo energético es mucho más reducido. Con estos focos de iluminación se pueden obtener dos tipos de iluminación principales, luces cálidas y amarillas o frías y blancas.

LED

Las luces LED, sin duda, representan un avance tecnológico en el mundo de la iluminación. Se trata de luces muy rápidas, de muy larga duración y de poco consumo energético. Las luces LED permiten distintos tipos de iluminación, desde luces cálidas y amarillas hasta frías y blancas, e incluso se pueden obtener luces de otros colores como el rojo, el azul y el verde. Las luces LED son la mejor opción para iluminar un estudio por su gran versatilidad.

¿Qué luz proyectan los distintos tipos de focos de fotografía?

Luz continua

La luz continua es una iluminación homogénea y estable. Se pueden utilizar luces LED o focos fluorescentes para conseguir este tipo de iluminación. Es ideal para mantener iluminado un objeto de manera constante y sin necesidad de utilizar el flash para iluminarlo al momento de realizar la fotografía.

La luz continua, a diferencia del resto de tipos de focos para fotografía, consume mucha más electricidad y ocupa más espacio. 

Flash externo de estudio

El flash externo de estudio resulta una de las mejores soluciones si lo que se busca es una iluminación con mucha potencia. El flash externo permite explorar distintas técnicas fotográficas con las que se pueden conseguir efectos de iluminación muy creativos.

Flash de cámara

El flash de cámara es uno de los tipos de focos para fotografía más utilizados habitualmente por su tamaño reducido y su gran potencia de disparo de luz. Su modo compacto permite desplazarse por el estudio sin inconvenientes e iluminar los objetos y los modelos cuando es necesario.

Se puede trabajar con diversos flashes a la vez y se pueden colocar directamente en la cámara o en soportes, de manera que se puedan controlar de forma remota.

Luz de modelado

La luz de modelado es una herramienta muy útil para poder observar previamente cuál sería el resultado final de la incidencia de la luz en una zona determinada. Se trata de un tipo de luz mucho más suave y moldeable. Practicar con ella antes de realizar una sesión fotográfica nos puede ayudar a ahorrar en tiempo y carrete para poder capturar las imágenes como queremos sin inconvenientes.

¿Cómo iluminar un estudio fotográfico?

En AvisualShop, disponemos de todo tipo de focos para fotografía con los que equipar el estudio fotográfico con todo lo que necesitas. Podrás comprar cualquier tipo de focos para fotografía para conseguir el tipo de iluminación que estás buscando para tus sesiones fotográficas.